La ventana: Estrellas rotas (continuación).
    follow me on Twitter

    Estrellas rotas (continuación).


    Hoy el cielo se ha apagado.
    No hay estrellas que romper.

    Pero el suelo se ilumina
    con estelar polvareda,
    otorgando a este ambiente
    un toque tan sideral
    como el tacto de tu piel,
    que penetra bruscamente
    en mi alma, como un escalofrío,
    y se marcha de repente.

    Una extraña sensación,
    pues de sentirte a perderte
    han transcurrido segundos...

    ...y no encuentro aquel mensaje
    que dejaste en las estrellas.

    Si te cuento cuál fustrante
    fue mi forma de chocar
    con la cruda realidad
    de no tenerte; de pensar
    que mis años invertidos
    en buscarte, sin motivo,
    entre todos los luceros
    que habitaban en el cielo
    no era más que una utopía,
    me creerías. De verdad
    que me creerías. Te lloré...

    ...y las gotas me sirvieron de epitafio.

    Te dedico cada anónima lágrima
    que por ti he derramado,
    y por ti derramaré eternamente.

    Soy consciente que he volado
    lo más alto que he podido,
    pues debajo de mis pies
    se encuentran todos los astros
    de este cielo tan vacío.
    De un cielo tan apagado
    que en su noche me he perdido.

    Aún así, entre cenizas,
    sigo observando a tus ojos.
    Y el calor de tu mirada
    ya derrite, poco a poco,
    a la piedra que tengo por corazón.


    1 reacciones:

      Daro!!!

    28 de abril de 2009, 19:03

    Nunca esperes, ve a buscar!!!
    Besos!!!